Fotonovela para descargar: ¡Los crímenes de Charles Manson!

019

Probablemente los crímenes del clan dirigido por Charles Manson sean icónicamente (conjuntamente con el recital de Altamont y la muerte allí acaecida) el símbolo del principio del fin para la cultura hippie de la costa Oeste de Estados Unidos. Antes de Manson, los hippies eran vistos como unos tipos excéntricos pero básicamente inofensivos. Manson le dio el reverso oscuro a la subcultura, una capaz de llegar al asesinato por motivaciones no muy entendibles para la gente “normal”. El personaje de Manson, ese gurú de ojos locos y malas canciones que leía una declaración de guerra apocalíptica en las letras de los Beatles y mandaba degollar a jóvenes, bellas y embarazadas estrellas de Hollywood a sus seguidores, que cumplían sus órdenes con una devoción religiosa, se convirtió en el ejemplo que toda la sociedad conservadora usaba para decir “¿vieron que todo eso del amor y la paz escondía algo mas jodido, como les dijimos todo ese rato?”.

Charles Manson, version sudaca y fotonovelera

Charles Manson, version sudaca y fotonovelera

Lógicamente la cultura pop no dejaría de pasar un personaje que ejercía tanta fascinación social. Artefactos de todo tipo (libros, películas, hasta grabaciones de sus canciones hechas por él en prisión o interpretadas por otros músicos) han dado cuenta de ello. Y era lógico que, en unos años donde la fotonovela tenía arraigo popular, era de esperar que se tomara la historia de los crímenes del clan Manson, lo llevaran a ese formato y lo publicaran en una revista, más específicamente en el número 58 de la revista argentina Supernovelas, en mayo de 1970. Que es la que rescato en esta entrada.

Don´t fuck with Manson, jipi jediento... o sos boleta

Don´t fuck with Manson, jipi jediento… o sos boleta

Lo primero que llama la atención es como mezclan fotos de los personajes reales participantes con actores personificados como ellos y que no se parecen demasiado. En segundo lugar si esperaban un festival de sexo y violencia al estilo de Killing y demás títulos de Editorial Record, desengáñense: no hay escenas explícitas de los asesinatos. Eso sí, los disfraces estilo Ku Klux Klan que usan para los asesinatos resultan incongruentes con lo que uno esperaría, pero no dudemos del poder de la cultura pop de derribo para subsumir todo. Si la muerte queda mejor ocn capuchas del Ku Klux Klan, pues que tengan las capuchas.

No es el Ku klux Klan, son las chicas manson arrasando la casa de Sharon Tate

No es el Ku klux Klan, son las chicas manson arrasando la casa de Sharon Tate

Lo mas interesante es como se trata de desarmar el discurso del Manson fotonovelero a partir de otros “hippies”. Ellos son los que dentro de las páginas de la historia desenmascaran su discurso… y claro, mueren en manos de los “fieles”. En un punto tratando parece que se quiere hacer diferenciar entre buenos hippies y malos hippies.

Violencia mas o menos sedada

Violencia mas o menos sedada

Pero no quiero dar mas la lata: mejor les dejo la historia completa siguiendo este link.

El climax

El climax

Disfrutenla y recuerden: Kill the pigs.

039

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s