Covermania: Wertham was right!

web-of-evil-5

Digamos una cosa: la mala prensa que rodea en el mundillo de los comics a Fredric Wertham no está del todo justificada. Que su libro Seduction of the innocent diera la excusa intelectual a la caza de brujas contra los comics tapo que el tipo no estaba NECESARIAMENTE contra ellos, sino solo contra aquellos que se iban al carajo mostrando escenas de violencia extrema para un público que masivamente era -en esos años- infantil. Y de hecho su propuesta era DIFERENCIAR los materiales, una suerte de calificación como se hace en las películas. Uno podría criticar su reduccionismo exagerado (una suerte de versión simplificada de los análisis de la Escuela de Frankfurt que tan de moda estaba en esos años) o su mecanicismo burdo, pero , si miramos bien tapas como las que vamos a poner a continuación, no podemos dejar de pensar que, por lo menos, era justificable el escándalo con las imágenes que daban los comic books de esos años…

black-cat-49 black-cat-50 boy-comics-23 clue-14 crime-does-not-pay-24 crime-does-not-pay-27 crime-does-not-pay-32 crime-does-not-pay-41 crime-does-not-pay-59 daredevil-24 daring-9 dark-mysteries-10 dynamic-16 fight-against-crime-6 fight-against-crime-12 fight-against-crime-17 fight-against-crime-19 fight-against-crime-20 fight-against-crime-18fight-agianst-crime-16 myster-mystery-11 shock-suspenstories-5 shock-suspenstories-7 shock-suspenstories-13 shock-suspenstories-14 super-mystery-6-3 the-thing-7 tomb-of-terror-8 tomb-of-terror-12 tomb-of-terror-15

Covermania: Billiken por Lino Palacio

017

Cayó en mis manos (obra y gracia del ojo atento de mi señora esposa, que sabe lo que le gusta a su marido… por algo me casé con ella) varios ejemplares de la revista infantil argentina Billiken del año 1940. Iremos desgranando lo que nos parezca interesante de la revista (que está a dos años de convertirse en centenaria)

Y conviene empezar por las tapas, obra de Lino Palacio y un ejemplo de grafismo elegante, con un manejo del color que mas de un creador hoy día querría. Las tapas de Palacio fueron representativas de uno de los períodos más rerpesentativos de la Billiken. Además como documento de la época para ver como se vestían y jugaban los niños de esos años (la generación de mi mamá) es impreisonante.

Pero no hablemos mas y vayamos a las tapas. Pasen y vean…

013

018

016

011

009

007

005

003

001