Tower at the edge of time (1968)

tower-at-the-edge-of-time

Autor: Lin Carter

Edita: Scripts, Melbourne, 1970

Lin Carter no tiene muy buena fama entre los círculos de aficionados al fantástico. Lo consideran el principal culpable de convertir los relatos de Robert Howard sobre Conan en un clisé, rebajando la calidad de la obra original con pastiches de mediocre calidad, canibalizando y exprimiendo cada idea a medio terminar que dejara Howard entre sus papeles. Puede ser, aunque también es verdad que fueron los tomos de Conan donde Carter metió mano los que hicieron que la gran mayoría de los lectores del barbaro hiborio se volvieran fans.

Pero ¿qué tal era Lin Carter como escritor per se, sin tener que recurrir al pastiche? ¿Vale la pena?

Despues de leer están novela, yo diría que no.

Esto es “sword & planet” pura y dura: acá la única diferencia entre los bárbaros de Howard, Leiber & co es que se viaja en nave especial, que no hay magia inexplicable sino super ciencia de seres mucho mas adelantados que los humanos, no hay monsruos demoníacos sino mostros extraterrstres y los imperios son galácticos. Lo demás, es básicamente igual. Habrá un bárbaro básicamente amoral pero que no es mal tipo, en este caso Thane of The Two Swords, experto en las armas, valiente, osado y listo para defender, seducir y acostarse con cuanta fémina decente pile en el camino. Tenemos la doncella a rescatar con oscuro pasado. Tenemos al villano seboso, ambiguo sexualmente, decadente, inteligente e inescrupuloso que necesita a toda costa usar a Thane en su plan. Tenemos a su colega de crimen, pirata, brutal pero que respeta a un hombre que sabe pelear. Y tenemos a un misterio a resolver, en este caso llegar a la torre al final del tiempo, un lugar donde una antiquísima y poderosa raza guardó cantidades inconmesurables de riquezas y a la que solo puede guiarlos Thane, que va revelando unos poderes psiónicos (NO Magicos, esto es Pseudo ciencia, ¿capisci?) en la historia, justo cuando son necesitados. Y por supuesto, con climax cósmico así como esperando que alguien se pegue una volada con esas ideas re locas.

Todo esto contado con un estilo bastante ramplón por Carter. NO llega a ser el desastre inmitigado de un Marcial Lafuente Estefanía, por poner un ejemplo. Pero definitivamente Carter no tiene mucha chispa. Toda la aventura está bastante telegrafiada, con lugar común tras lugar común puesto sin incomodar.

En resumen: si lo leen, que sea leve.

 

La rebelión de los homoides (1985)

la-rebelion-de-los-homoides

Autor: Eric Sorenssen (seudónimo de Manuel Gonzalez)

Colección: Futuro nº 238

Edita. Bruguera, Barcelona, 1985

¿Cansado de leer las tesis de la vanguardia revolucionaria de Lenin en textos adustos, llenos de jerga de cuatro sílabas? ¿Quiere que le cuenten lo mismo pero de manera más amena? ¿Preferentemente con un envase de ciencia ficción?

Compañero, tengo aquí la novela para usted…

Es que esta novela parece seguir al pie de la letra las tesis de don Vladimir Ulianov al pie de la letra en su desarrollo. En el futuro, la Tierra está dividida entre humanos y homoides, humanos de segunda criados genéticamente para ser trabajadores, poco imaginativos y obedientes. De esas masas proletarias domesticadas sale una excepción a la regla, un individuo preclaro que inicia su camino a la libertad junto a varios compañeros y, por su habilidad  inteligencia preclara, derrota en un dos por tres a todo el sistema opresor. ¿De dónde saca esa inteligencia inaudita? Es que… es el hijo bastardo del Lider del planeta y de una homoide. O sea s una excepcionalidad, un aristócrata proletario, capaz de entender las condiciones de vida y rebelarse ante ellas. Junto a sus compañeros y a “compañeros de ruta” humanos va a lograr su objetivo y crear una sociedad nueva sin explotadores ni explotados.

Solo falta cantarse la Internacional, se los juro.

Esta es uno de los últimos bolsilibros que Bruguera sacaría antes de su quiebra. Cortita, al pie, breve, sin respiro. Más allá de su trasfondo es una historia sólida que se lee sin inconvenientes. El camarada Sorenssen (la “chapa” de Manuel Gonzalez, uno del os muchos escribas profesionales de estas novelas) sí que sabe escribir…

Actualización: Armando Boix me comenta en un grupo de Facebook que compartimos la siguiente información sobre el autor: “¿Sabías, Roberto Barreiro, que Eric Sorenssen era paisano tuyo? Manuel González Cremona nació en Argentina y se exilió tras el golpe de estado de 1976. Se instaló en Barcelona e inmediatamente empezó a trabajar para Bruguera como guionista de cómic (Joyas literarias juveniles: El Corsario de Hierro, sustituyendo al recientemente fallecido Víctor Mora), novelas populares y libros de divulgación. Viendo esto, la lectura política que haces de la novela seguramente no es casual.
A la caída de Bruguera se especializó en libros divulgativos sobre historia, especialmente para Planeta.”

Covermania: Wertham was right!

web-of-evil-5

Digamos una cosa: la mala prensa que rodea en el mundillo de los comics a Fredric Wertham no está del todo justificada. Que su libro Seduction of the innocent diera la excusa intelectual a la caza de brujas contra los comics tapo que el tipo no estaba NECESARIAMENTE contra ellos, sino solo contra aquellos que se iban al carajo mostrando escenas de violencia extrema para un público que masivamente era -en esos años- infantil. Y de hecho su propuesta era DIFERENCIAR los materiales, una suerte de calificación como se hace en las películas. Uno podría criticar su reduccionismo exagerado (una suerte de versión simplificada de los análisis de la Escuela de Frankfurt que tan de moda estaba en esos años) o su mecanicismo burdo, pero , si miramos bien tapas como las que vamos a poner a continuación, no podemos dejar de pensar que, por lo menos, era justificable el escándalo con las imágenes que daban los comic books de esos años…

black-cat-49 black-cat-50 boy-comics-23 clue-14 crime-does-not-pay-24 crime-does-not-pay-27 crime-does-not-pay-32 crime-does-not-pay-41 crime-does-not-pay-59 daredevil-24 daring-9 dark-mysteries-10 dynamic-16 fight-against-crime-6 fight-against-crime-12 fight-against-crime-17 fight-against-crime-19 fight-against-crime-20 fight-against-crime-18fight-agianst-crime-16 myster-mystery-11 shock-suspenstories-5 shock-suspenstories-7 shock-suspenstories-13 shock-suspenstories-14 super-mystery-6-3 the-thing-7 tomb-of-terror-8 tomb-of-terror-12 tomb-of-terror-15

Revista “Rojinegro” n° 268 (junio de 1958)

sangre en el yellow sea

Contiene:

“Cañón del Lobo” (W. C. Tuttle)

“Robo en el fondo del mar” (Richard Howells Watkins)

“El turno del Rojo Clarke” (conclusión) (Gordon Young)

“Sangre en el Yellow Sea” (E. Hoffmann Price)

“Matar sus propios tigres” (Chandler Whipple)

Edita: Bell, Buenos Aires, 1958

“Rojinegro” fue una de las muchas revistas de literatura pulp que existieron en Argentina, alimentando los gustos populares con aventuras de todo tipo y factor, moldeada (sospecho) al estilo de la mítica “Argosy” norteamericana. Por lo que podemos deducir leyendo este ejemplar, la revista apuntaba a la aventura en ambientes exóticos, descartando el relato policial (que si estaba presente en su competidora “Leoplan”). Tengo varias en la biblioteca, pero decidi empezar con ella, principalmente por el nombre de la tapa. E. Hoffmann Price, uno de los escritores conocidos por pertenecer al círculo de escritores con los que se carteaba H. P. Lovecraft y que devendría en escritor especialista en relatos de corte orientalista. Así que aquí leí este número.

Abrimos con “Cañon del Lobo”, un western muy sólido escrito por W. C. Tuttle. Red Snow es un vaquero en las últimas que accede a hacerse pasar por el hijo perdido de un ranchero recién muerto, que llegará, recibirá su “herencia” y se la venderá al creador del plan. Pero al llegar al lugar decidirá cambiar de bando y enfrentar a sus jefes. Muy entretenido, con personajes creíbles, mucha acción y con una secuencia en un desfiladero muy bien resuelta. Fuera de un innecesario giro final (que realmente no quiero contar) porque es un shock innecesario que no aporta mucho al relato, es una historia muy buena.

“Robo en el fondo del mar” tiene una premisa excelente: un barco recién hundido bajo 30 metros de agua en el puerto, ha desaparecido de un día para el otro del fondo, inexplicablemente. Lamentablemente, la resolución no está a la altura y la historia se pierde en un sinnúmero de peleas innecesarias, con una resolución que no me entusiasmó.

Al ser la conclusion de una historia serializada en vairos numeros de la revista, obvié leer “El Turno del Rojo Clark”.

Llego a “Sangre en el Yellow Sea” de Hoffmann Price y me encuentro ocn un relato de piratas. O de corsairos más específicamente. Tenemos al capitán Lucifer, que viendo el enfrentamiento desigual entre una nave francesa (país que le dio su patente de corso) y una escuadrilla de holandeses e ingleses, decide contra todo pronóstico, ayudar a los primeros. Básicamente una gran escena de combate en el mar. No está mal pero digamos que tampoco un relato de primera línea.

Finalmente “Matar sus propios tigres” es el relato de la paranoia de un jefe de factoría perdida en el medio de las selvas de la india, que cree que sus obreros lo quieren matar… cuando la realidad es otra muy diferente. El tono es relajado y con mucho de humor “tongue-in-cheek” aunque tiene un tonito levemente paternalista en la explicación de porque los indígenas hacen lo que hacen. Pero estuvo bueno.

En el balance, este número de “Rojinegro” satisfizo las ansias lectoras de mi aventurero interior. Iré a por más

LOVECRAFT Y PERUCHO: ALGO MÁS QUE UNA COINCIDENCIA

Profesar diversas devociones te depara, a menudo, sorpresas que al lector monófago le están vedadas. En mí, una de las más tempranas fue Lovecraft, el excéntrico narrador de Providence que, desde un casi absoluto anonimato, renovó completamente la literatura moderna de terror. Otra posterior es Joan Perucho, uno de los más extraordinarios cultivadores de la literatura fantástica en España, aunque a veces los aficionados al género lo pasen por alto y deban venir luego críticos foráneos a recordárnoslo: «Spain being a multilingual country, a good deal of its fantasy has beet written in Galician and Catalan (…) The current master of fantasy in Catalan is Joan Perucho», podemos leer en The Encyclopedia of Fantasy, de John Clute y John Grant.

perucho

Pero vayamos al asunto de este breve artículo, antes de que pierda el hilo. Cuando en 1988 Valdemar Ediciones publicó el volumen de poesía Hongos de Yuggoth y otros poemas fantásticos, la lectura de un texto que no conocía titulado «Némesis» me produjo una inquietante sensación de déjà vu. Rebusqué en mi memoría y ésta, por una vez, no me traicionó. Aunque era la primera ocasión en la que se traducía el poema al castellano, yo ya lo había leído en algún otro sitio… Y ese sitio era la edición de la poesía completa de Joan Perucho. Concretamente estaba incluido en la última de sus obras, Quader d’Albinyana (1982), con el título «Les portes» (Las puertas).

Quadern

Como pude cotejar de inmediato, el breve poema de apenas siete versos de Perucho se correspondía, casi palabra por palabra, con la primera estrofa del «Némesis» de mi viejo amigo de Providence. Demasiado parecido para tratarse de una mera casualidad. ¿Debía, pues, atreverme a suponer un plagio?

Quader d’Albinyana abunda en referencias literarias, tal y como Perucho nos tiene acostumbrados, inventándose poetas apócrifos («Els anys, a la manera del poeta apòcrif Li-Po-Ts»), rescatando personajes de su propia obra narrativa («La icona»), tomando ideas de otros autores («Sobre un tema d’Ezra Pound») o traduciendo directamente («Tres poemes d’Henri Michaux»; aunque no habiendo leído a Michaux no me atrevería a jurar que esta «traducción» no se trata de otro de los juegos intelectuales de Joan Perucho). Sin embargo, en el poema «Les portes», no hay una sola nota o cita en la que el autor catalán confiese su «inspiración» lovecraftiana.

De cualquier forma es sabido por todos el interés de Perucho por Lovecraft y la inclusión de este poema podría tratarse, fácilmente, de un guiño cómplice dedicado a los connaisseurs. Según confesaba en una entrevista («Dinamo» nº 3-4), Joan Perucho conoció la obra deLovecraft en los años 50, cuando colaboraba en el semanario «Destino». Durante un viaje a Francia para adquirir libros tropezó casi por casualidad con un volumen de la colección «Present et Futur»: La coleur tombé du ciel. El título le llamó la atención y lo compró sin esperar demasiado de su contenido, pero su lectura supuso una revelación: «Me quedé atónito, absolutamente impresionado. Descubrí que no sólo era un buen libro de relatos fantásticos, sino que también te catapultaba hacia un mundo absolutamente novedoso, un mundo con una especie de presencias extrañas, que no eran fantasmas… unos seres que, de una forma discreta, eran los amos del mundo».

En alguna ocasión se ha dicho que Perucho fue el primer lector español de Lovecraft, lo cual no se ajusta a la realidad. Con casi total certeza, el primer relato de Lovecraft vertido al castellano apareció en el número 8 de la revista «Narraciones Terroríficas», editada por Molino en Buenos Aires desde junio de 1939, con material en gran parte de la norteamericana «Weird Tales» y dirección literaria y traducciones de José Mallorquí. Se trataba de «La maldición de Yig» (The Curse of Yig), una colaboración con Zealia B. Bishop que firmó ésta en exclusiva. Posteriormente aparecieron nuevos relatos, ya con su nombre, en los números 10 —«Aire frío» (Cool Air)— y 34 —«Las declaraciones de Carter» (The Statement of Randolph Carter)—, además de otra narración encuadrable en los Mitos de Cthulhu debida a la pluma de Henry Kuttner —«Hydra»—. Y para cuando Perucho publicó en el libro Roses, diables i somriures (1965) los relatos «Les bruixeries del comte Alexandre Kulak», «Una nova llum sobre Kulak» y «Amb la técnica de Lovecraft», el escritor norteaméricano, sin ser aún popular, ya tenía repartidos por bastantes antologías un buen puñado de sus mejores cuentos.

roses

Trazados los precedentes, ¿cómo debemos considerar la similitud entre los poemas «Némesis» y «Les portes». ¿Una broma? ¿Un homenaje? ¿Un plagio? ¿O un descuido del editor, que eliminó alguna nota aclaratoria de Joan Perucho? Que cada cual saque sus conclusiones y, para ello, ofrezco los textos. Para el poema de Lovecraft tomo prestada la traducción de Sonia Tribaldos y para el de Perucho la traducción es mía.

Nemesis
Through the ghoul-guarded gateways of slumber,
Past the wan-mooned abysses of night,
I have lived o’er my lives without number,
I have sounded all things with my sight;
And I struggle and shriek ere the daybreak, being
driven to madness with fright.

(A través de las puertas del sueño custodiadas por los gules,
Más allá de los abismos de la noche iluminados por la luna,
He vivido mis vidas sin número,
He sondeado todas las cosas con mi mirada;
Y me debato y grito cuando rompe la aurora, y me siento
Arrastrado con horror a la locura.)

Les portes
Per les portes del somni,
mes enllà dels abismes nocturns
banyats per la lluna,
he viscut vides sens nombre,
he penetrat les coses amb els ulls,
lluito i crido quan arriba l’alba
arrossegat per l’horror de la follia.

(A través de las puertas del sueño,
más allá de los abismos nocturnos
bañados por la luna,
he vivido vidas sin número,
he penetrado las cosas con mis ojos,
lucho y grito cuando llega el alba
arrastrado por el horror de la locura).

La torre de la golondrina (1997)

La_torre_de_la_golondrina

Autor: Andrzej Sapkowski

Serie: Geralt de Rivia nº 6

Edita: Alamut, Madrid, 2006

Sexta novela de esta serie y la historia viene compitiendo con Canción de Hielo Y Fuego por el título de Saga Fantástica con Mas Subplots Desarrollándose Simultáneamente. De hecho es hace bastante confuso todo. Básicamente sabemos que Ciri se ha escapado de quien la había capturado y todo el mudo la anda buscando. Y el pobre Geralt sigue sin tener idea de para donde rumbear.

Teniendo en cuenta que queda solo un libro para terminar la saga, la pregunta de cómo va a cerrar todas las puntas puestas aquí se hace prioritaria. A menos que escriba 1500 páginas, quiero verlo a Sapkowski resolviendo esto sin apurar todo.

Veamos cómo sigue. NO empiecen por aquí que se hace inentendible. Pero queda uno, así que veamos cómo finaliza.

Covermania: Billiken por Lino Palacio

017

Cayó en mis manos (obra y gracia del ojo atento de mi señora esposa, que sabe lo que le gusta a su marido… por algo me casé con ella) varios ejemplares de la revista infantil argentina Billiken del año 1940. Iremos desgranando lo que nos parezca interesante de la revista (que está a dos años de convertirse en centenaria)

Y conviene empezar por las tapas, obra de Lino Palacio y un ejemplo de grafismo elegante, con un manejo del color que mas de un creador hoy día querría. Las tapas de Palacio fueron representativas de uno de los períodos más rerpesentativos de la Billiken. Además como documento de la época para ver como se vestían y jugaban los niños de esos años (la generación de mi mamá) es impreisonante.

Pero no hablemos mas y vayamos a las tapas. Pasen y vean…

013

018

016

011

009

007

005

003

001

Doc Savage, su vida apocalíptica (Doc Savage, His Apocaliptic Life, 1973)

doc savage farmer

Autor: Philip Jose Farmer

Serie: Edición especial de Hombres Audades Nº 36 – serie Doc savage

Edita: Fernando Bosch Serrano, 2005 (fanedicion)

Por un buen tiempo estuve muy interesado en el Wold Newton Universe. Me leí todos los trabajos de mitografía creativa (ejercicio “ubernerd” que junta personajes ficticios en una misma genealogía) que había online y llegué a escribir uno que por ahí anda colgado en la web. Pero no había tenido la posibilidad de leer ninguno de los dos textos que definieron el concepto que en la década de 1970 había escrito Philip José Farmer. Todavía estoy al debe con su Tarzan Alive, por, gracias a un amigo internético, me pasaron esta traducción faneditada de su otra biografía ficticia, centrada en Doc Savage.

La premisa es que, partiendo de los datos internos que aparecen en todas las novelas de Doc Savage, y aplicando inferencias y cruces con otros textos, se genera una biografía “realista” del hombre detrás de las hazañas de los pulps y sus socios. El resultado final es a la vez fascinante y un poco demente. Como dije más arriba, un ejercicio muy pero muy nerd que puede sr excesivo si uno no entra en la lógica implícita. Por suerte, yo SI soy muy nerd y me divertí mucho, pero mucho con la lectura. Pero no se metan si no tienen esa veta,PP porque puede resultarles un aburrimiento soberano.

Huesos Sangrientos (Bloody Bones, 1996)

bloody bones

Autor: Laurell K. Hamilton

Serie: Anita Blake nº 5

 

Leí hace rato esta quinta novela de la serie de Anita Blake y recuerdo poco y nada. Anita tenía que ir a tratar de levantar a un muerto de doscientos años en un pueblo perdido en medio de la nada. El drama es que si levantan el cementerio se suelta algo muy poderoso que puede genera un desastre. Y además hay una horda de vampiros ahí desangrando gente en la zona. Ojala me acordara algo más.

Puedo decir que, si vienen leyendo la serie de Anita Blake no va a defraudarlos. Pero no empezaría aquí a leer esta serie si es su primera vez.

Y creo que esta es una traducción electrónica hecha por fans, no una edición oficial, que creo que no existe.

Mort (1987)

moert

Autor: Terry Pratchett

Serie: Mudodisco nº4

Edita: Plaza & Janes, Madrid, 1998

La Muerte busca aprendiz. Y la encuentra en Mort, un adolescente patoso y larguilucho. Que no lo hace nada mal… hasta que, en un arranque de enamoramiento, decide no llevársela. El problema es que la realidad a la larga quiere solucionar esto. Si además sumamos que la Muerte, contenta por el aparente buen trabajo de su aprendiz, decide tomarse el rato libre para experimentar qué es ser humano, dejando que el problema se extienda sin control, tenemos un problema poderoso en ciernes.

Con esta novela Pratchett vuelve a la combinación ganadora en Mundodisco: comedia, personajes muy redondos y una intriga que maneja tan bien las convenciones del género fantástico que hace una historia sólida sin dejar de parodiarla a ratos. La Muerte (que en tomos anteriores se había robado todas las escenas en que aparecía) acá es de una riqueza de matices fascinante, a la vez responsable y poco protocolar, completamente intrigada por esos humanos que continuamente se lleva hacia otros lados, a los que definitivamente no termina de entender. No es casual que en la adaptación radial de este libro que hizo años la BBC, le pusiera la voz nada menos que Christopher Lee (un tipo que siempre andaba a la búsqueda de personajes complejos). Ojo, que los demás personajes no le van a la zaga. Mort es un adolescente bienintencionado y más despierto de lo que parece a primera vista. Ysabelle, la “hija” humana de la Muerte pasa de ser una cabrona a una chica inteligente y sensible en las páginas. La princesa Kei, la “beneficiaria” de la no muerte gracias a Mort, tiene un genio que uno nunca espera ver en una princesa de cuento de hadas y el mago Buencorte es un tipo con los pies en la tierra, tratando de arreglar algo tan imposible de arreglar como la realidad. Incluso Albert, el apocado criado de la Muerte termina siendo un personaje con mas vitalidad que la esperable en un primer momento.

Y lo mejor es que, dentro de la historia, volvemos a encontrar momentos genialmente cómicos. Desde el abad que ya reencarna 42 veces (por cierto llamado Lobsang, como Lobsang Rampa) hasta los momentos en que la Muerte intenta hacerse un mortal más, fallando miserablemente, pasando por los genuflexos magos de la Universidad Invisible cuando Albert aparece ahí para… buen no les cuento. Hay momentos, frases, situaciones, que dejan a uno riéndose a carcajada limpia. Como debe ser en una novela de Mundodisco.

Vamos a por más Pratchett, se los aseguro.