Biblioteca Arboles Muertos y Mucha Tinta presenta Dimensión 5 volumen 1.

Tenemos libro nuevo y autor nuevo en la Biblioteca Arboles Muertos y Mucha Tinta. Esta vez, presentamos a Gonzalo Oyanedel, un guionista e investigador de la cultura popular chilena que lleva años publicando artículos sobre diferentes aspectos de la cultura pop en blogs y revistas. Y que nos cedió un montón de estos artículos para poder armar esta nuevo librito electrónico, disponible en formato epub, mobi o pdf , como es nuestra costumbre. Era tanto el material que dividimos todo en dos volúmenes. El primero (este que ven aquí) habla sobre cine, televisión y animación. Con temas que van de Clutch Cargo a Tura Satana, pasando por (entre muchos otros) Ator el Poderoso, The Prisoner y Lancelot Link.

Como siempre pueden descargar el archivo siguiendo este link .

O bien pueden bajarlo desde la pagina de Lektu , también gratis (solo les pedirá que lo compartan el link en algunas de sus redes sociales)

Y por supuesto, pueden bajarse el resto de nuestros libros yendo a esta parte del blog.  O a otras compilaciones (autorizadas) de material , que estan en esta otra parte

Todo gratis para el disfrute nerdo pajero de ustedes, amigos. 

Vayan y disfrutenlo.

De nada.

 

Biblioteca AMMyT presenta Maciste en la Dolce Vita

Había una vez un hombre forzudo, que siempre andaba con el pecho desnudo, levantando rocas de cartón piedra, desfaciendo entuertos y ayudando al oprimido, sin importar tiempo, lugar o coherencia histórica. Todo eso sin cambiar nunca la expresión en su rostro. ¿Su nombre? Maciste, hijo de la roca…

Uno de los héroes mas recordados del peplum italiano de la década de 1960, Maciste protagonizo en un muy breve periodo de tiempo muchísimas películas donde, usando su fuerza prodigiosa, ayudaba al oprimido, rescataba doncellas y se enfrentaba a malévolas reinas y criaturas míticas, todo en color, Cinemascope y con mucho cartón piedra.

Por supuesto habiendo tantas, nos vamos a topar con películas de diferente calidad. Y de eso se trata esta guía, nueva entrega de nuestra Biblioteca Arboles Muertos y Mucha Tinta, de hacer un repaso por muchas (no todas) de las películas de maciste en el periodo, sus actores (bueh, digamos…) y las historias tras ellas.

Publicada originalmente dentro de la revista chilena Miedo (que recomendamos muchísimo), aquí esta el texto integro de esta larga nota, para descargar de manera gratuita en el formato que mas desee: Mobi si tiene un Kindle, epub, si tiene otro e-reader o lo lee desde el celular y PDF si quisiera imprimirla (esta pensado para que dos paginas entren en una hoja carta, conformando -con un poco de maña- una revistita muy bonita). Solo necesita bajarla en el link de abajo. Y, como siempre, pueden ir a la seccion E-zine y descargar las demás revistas electrónicas de nuestro sitio o al Compilador Digital y revisar las otras publicaciones compiladas allí. Todo gratis.

Por cierto, tambien pueden descargarlo yendo al sitio Lektu

Vaya, pase y lea.

Descargar aqui Maciste en la Dolce Vita

A bajar: El Desvan del Abuelito, primer semestre del 2010

El Compilador Digital no para y sigue recopilando en formato e-zine el material de uno de los blog claves de la explosión bloguera (a nuestro gusto obvio): El Desvan del Abuelito

Hoy les traemos lo publicado en el Desván durante el primer semestre del 2010, para leer en el formato que mas les apetezca, sea epub (para celulares y libros electrónicos que no son de Amazon), mobi (para le Kindle) o pdf (si lo que les gusta es bajarlo e imprimirlo). Todo esto hecho gratuitamente y con permiso de su creador, el bueno de El Abuelito. Y si lo quiere leer como blog pues siga el link nomas.

No pierdan mas el tiempo, si usted es consumidor de cultura pop antigua y extraña (y si no lo es, ¿que hace en este blog en primer lugar?), Solo siga el link y bajelo. Y si no tiene los volúmenes anteriores, vaya aquí. Es mas puede leer las otras compilaciones que hemos hecho hasta el momento de otros blogs aquí y de nuestro propio material aquí.

Vamos no se arrepiente, que el material es muy bueno mu

Descargar

Dos Libros de Oro de Cinefania dos

Libro de oro de Cinefania: Weird Western

Editor: Dario Lavia

Edita: Cinefania, Buenos Aires, 2015

Libro de oro Cinefania: Shock TV

Editores: Dairo Lavia Y Juan Carlos Moyano

Edita: Cinefania, Buenos Aires, 2016

Lo reconozco: adoro las enciclopedias de cultura pop excesivas, esas que exprimen un tópico hasta el fondo, que no dejan una piedra sin revolver y que, si algo se les pasó, fue porque en serio no lo vieron, y que, si tienen la opción agregaran la opción en una segunda edición. Si encima es de un tópico poco explorado, mejor.

Por eso amo estos libros de oro. Dario Lavia hace en ambos ese trabajo de dar información de un montón de material que se sabe poco y nada. Una cantidad de películas y series televisivas de las que sabemos poco y nada, que han caído en el olvido (y hasta en la desaparición física) No me puedo imaginar la cantidad de trabajo que ambos libros deben haber llevado en términos de investigación y redacción (incluso cuando no todas las reseñas son de Lavia sino que hay un grupo de gente detrás escribiendo las entradas). Pero que hay una cantidad enorme de tiempo detrás , la hay. Eso se los firmo.

Tal vez la menos asombrosa sea la del Weird Western, ya que ya hay obras dedicadas al subgénero (aunque creo que ninguna en castellano). Para el que no sepa que es, el “weird western” es el subgénero del western donde aparecen elementos extraños e inesperados en el. Normalmente se piensa en elementos de corte fantástico (vampiros, fantasmas, extraterrestres, armas futuristas, etc.) pero el tomo también agrega películas con elementos del thriller, el cine negro o hasta el género del espionaje (espías atómicos, psycho killers, asesinatos con toques de mafiosos, etc). Partiendo de una definición tan amplia, uno podría esperar que se obviaran algunas obras. Y no. El libro no habla solo de los filmes esperables en el subgénero (Billy the Kid vs. Dracula, The Pale Rider, Valey of the Gwangi, etc) sino que incursiona en material antiguo (el capítulo del material mudo es una delicia) y hasta en derivaciones del resto del mundo (Los irrompibles, El Charro de las Calaveras, las películas de Zagor, etc) y hasta en la versión argentina, el weird gaucho (con nazareno Cruz y el Lobo como mejor ejemplo, aunque no el único). Todo investigado exhaustivamente, de una forma tal que no creo que haya quedado mucho afuera.

Ahora si lo del weird western es demencial, palidece ante el Libro de oro de Shock TV, que hace algo que nunca nadie había hecho antes: un relevamiento de todo lo que se pasó en las pantallas televisivas de Argentina relacionado con os géneros del terror y el suspenso. Repito: TODO. Tanto series locales, como importadas, tanto telefilmes (nacionales o extranjeros) como ciclos de cine sobre el tema. Incluso en series donde el tema solo aparecía en un episodio o dos. Tratando de decir cuando se dio, a qué hora y en que canal. El que tenga levemente idea del paupérrimo estado del material de referencia sobre el tema en Argentina, sabe lo ciclópea que tiene que haber sido la tarea tras este libro. Referenciar todas las obras (argentinas y españolas) de ambos Narcisos (Ibañez Menta e Ibañez Serrador) ya es complejo. Poner toda la grilla de Cine de Super Accion o Viaje a lo Inesperado (ciclos claves con los que nos criamos todos los cinéfilos argentinos que pasamos de los 35) ya es jodido. Sumarle todo el otro material más oscuro, hablar de series locales de las que en un 90% no existen ni siquiera los videos, es una locura abrumadora. Y Lavia y Juan Carlos Moyano logran un producto más que digno. Posiblemente esto va a ser material de referencia para el futuro. Del que nadie que quiera investigar sobre la televisión argentina podrá zafar de referenciar.

¿Qué criticar? Si quieren el diseño, que es funcional pero poco vistoso. Pero eso es como quejarse de las teorías de Einstein porque no se sabía cortar el pelo: es algo absolutamente irrelevante.

Desde ya, si consiguen una copia de cualquiera de los dos (o de los otros Libros de Oro de Cinefania) no lo duden y gasten el dinero. Si quieren un material enciclopédico muy bien investigado no pueden fallar. Y, si no lo encuentran, siempre pueden ir a la página de Facebook del grupo Cineficción (revista que dirige Lavia y que deberían comprar si les gusta el cine fantástico) porque, en un acto de generosidad, Lavia sube los pdf de los libros de oro agotados para todos los que estén en el grupo. Yo leí de esa manera el libro de Oro de Héroes Pulp y les puedo asegurar que es igual de excesivo y brillante que estos dos. Háganme caso, ingresen al grupo que vale la pena. Y cómprense estos libros de oro.

A bajar: El Desván del Abuelito, temporadas 2008 y 2009

Para seguir en el rescate en formato digital de material de Internet que pueden haberle pasado de largo a los posibles lectores, vamos a llamar la atención de un blog señero en el rescate de la cultura pop de derribo, especialmente española: El Desván del Abuelito. Creado y mantenido por Pedro Porcel (a) El Abuelito, colaborador frecuente de la revista española 2000 Maníacos (un clásico del zine fantástico español) y autor de libros como Tragados por el Abismo, La Historia del Tebeo Valenciano y Superhombres Ibéricos, el blog se convirtió rápidamente en una referencia indispensable para todos aquellos interesados en la cultura de masas hispana del siglo XX o el cine mas zetoso producido por Hollywood desde sus años mudos hasta los setentas. Profusamente ilustrado, el Desván ha sido por años indispensable lectura para descubrir, maravillarse y repensar la cultura de masas española del siglo pasado.

Y como puede ser una lata perseguir ese material en la web, les acercamos, recopilados en 4 volumenes digitales (autorizados por el propio autor, al que le agradecemos), los dos primeros años del blog. Por supuesto, si lo quieren ver en su versión original solo tienen que seguir este link. O bien buscar su nuevo domicilio siguiendo este link. O bien pueden seguir su página en Facebook.

No serán las últimas recopilaciones que pondremos en El Compilador Digital (tengan paciencia). Mientras tanto, entren a este desván a disfrutar lo que nuestro Abuelito nos encuentra ahí, revolviendo. Cada link tiene un volumen en formatos pdf, epub y mobi, para que se ajuste a su lector digital preferido.

Para descargar el volumen 1, vaya aquí

Para descargar el volumen 2, vaya aquí

Para descargar el volumen 3, vaya aquí

Para descargar el volumen 4, vaya aquí

¿De dónde te tengo? – Hoy: Julie Adams

La peli El Monstruo de la Laguna Negra (Creature from the Black Lagoon, 1954) estaba hecha en 3-D. O sea que había que verla con los anteojitos colorados y azules. En un momento te aparecía la heroína ahí nomás frente tuyo con un traje de baño blanco que marcaba todo lo marcable (y permisible para la época) y la monada empezaba a entender por qué la Criatura quería capturar a Julie Adams.

Julie -nacida Betty May Adams en Waterloo, un pueblito del estado norteamericano de Iowa en 1926- nunca pensó que sus quince minutos de gloria llegarían con ese film: “Ninguno de nosotros tomaba muy seriamente el film cuando lo hacíamos”, dijo en un reportaje. Recordemos que esta es la época en que laburar en ciencia ficción no era algo prestigioso. Más bien no era una película que una actriz con cierta experiencia como Julie quisiera hacer.

Experiencia cinematográfica ya tenía, empezando desde abajo en la pantalla, pateando departamentos de castings mientras trabajaba como secretaria “part time” para ganarse el sustento. Su primer trabajo cinematográfico sería un papel de reparto sin acreditar (casi un bolo de extra) en Red, Hot and Blue (1949). Tras eso la pequeña compañía Lippert le dio el protagónico femenino en un western de bajo presupuesto llamado The Dalton Gang (1949). Lo hizo bien y la contrataron para trabajar en seis westerns más… todos hechos uno tras otro en pocas semanas. “¡Era una locura! Había dos protagonistas y una cantidad de actores secundarios que estábamos en todos los films. Yo era la Chica en todos ellos, por eso tenía tres trujes. Tenía un traje de montar, uno para la diligencia y uno de granjera. Filmamos todas las escenas de granja para las seis películas de una vez y luego todas las de diligencia. Me costaba recordar quién era. ‘¿Soy la granjera o la vaquera esta vez?’ ¡Era extraño!”

Al poco tiempo, Betty May sería contratada por los estudios Universal un poco por casualidad. La habían contratado para dar pie a otro actor que estaban considerando contratar… y ella les gustó más a los ejecutivos. En los estudios decidieron cambiar su nombre -hasta ahora había actuado con su nombre real- por el de Julia Adams (luego Julie). Empezó a hacer todo tipo de papeles. Hizo pelis con temática de guerra como Bright Victory (1951); comedia -o algo así- en películas como Francis joins the WACS (1954), donde el protagónico lo tenía Francis la Mula que Habla; y muchos westerns: The Lawless Breed (1952), The Missisipi Gambler (1953), etc.. Y en 1954 estuvo en The Creature…, un clásico del género fantástico. Parece que la pasó bastante bien con sus colegas y con la dirección de Jack Arnold, un tipo con quien, en sus palabras, “era muy fácil trabajar”. Aunque parece que el agua estaba bastante fría en las escenas en que tuvo que nadar mientras el monstruo la perseguía por debajo.

Tras terminar su contrato con la Universal, Julie siguió haciendo trabajos en cine y televisión de manera freelance. Trabajó junto a John Wayne en Mc Q. (1974). Y junto a Dennis Hopper en La Última Película (The Last Movie, 1971), hoy un film de culto hecho en medio de los Andes peruanos sin guion alguno, improvisando la historia y las escenas sobre la marcha. Actuó en la adaptación fílmica de El Asesino Dentro de Mi (The Killer lnside of Me, 1976), un policial brillante del escritor Jim Thompson. Actu{o junto a Elvis –“un caballero y sorprendentemente tímido”, según sus palabras- en Tickle Me (1963).

En televisión también trabajó mucho, desde ser la esposa de Jimmy Stewart en The Jimmy Stewart Show y actuar, a fines de los sesenta, en LA “soap opera” (el teleteatro, ¡bah!) Hospital General, hasta tener un rol recurrente en Reportera del Crimen (Murder, She wrote), esa donde Angela Lansbury se hacía pasar por las fantasías de Agatha Christie. Pasando por episodios de Kolchak y de la Galería Nocturna de Rod Serling. Todavía hoy cada tanto sigue actuando y public{o hace un tiempo su autobiografía “The Lucky Southern Star: Reflections from the Black Lagoon”

Pero nunca podrá dejar de ser esa chica con las “piernas más simétricas del mundo” que nadaba en un traje blanco mientras desde abajo, el Mostro de la Laguna Negra (y muchos de nosotros al mismo tiempo) se preguntaba: ¿Y a esta, de dónde la tengo?

formas antiguas del agua

Todos vimos ya el gran exito del cine fantastico de este año : La forma del agua.Todos comprendimos en seguida que se trataba de una “remake” de “El monstruo de la laguna negra” y en parte de “La cosa ( o mas precisamente el coso) del pantano” con algo quiza de E.T. (¡Si! ¡Hay que ser bueno con el no-humano!), con una pizca de King Kong, un eco de viejisimas leyendas y todavia quedaba espacio para un larguisimo etcetera donde conviven toda clase de mitos de todos los tiempos y civilizaciones.

La forma Del Toro

Incluso  ese toro sobrenatural que se une a la reina Pasifae, segun el poco pudoroso mito griego, surgia del mar: era un toro marino enviado precisamente por Poseidon, dios de los mares y oceanos.De esta union poco probable se generaria el Minotauro. Otro mas entre los semi humanos fruto de otra historia sobre uniones que ignoran alegremente la especifidad y la genetica.

La mitologia griega nos presenta una sobreabundancia de estos seres y uniones, brindando una ayuda invalorable para los guionistas de los futuros milenios. No solo la griega: hasta los supuestos angeles caidos que aparecen en textos biblicos se supone que vieron hermosas a las mujeres terrestres y engendraron hijos con ellas. Ya el problema habia comenzado…

Muchisimas historias por el estilo fuerzan los limites del adn. El trasfondo de todas ellas es la posibilidad de unirse (o no) con lo diferente. Y Sudamerica parece una region privilegiada para estas convivencias insolitas. Hasta Gabriel Garcia Marquez menciona las leyendas narradas por su abuela Tranquilina  sobre los “mariños”, extraños seres semi-humanos, semi-peces salidos del sustrato legendario celta (era gallega la abuela de Garcia Marquez) y afincados luego en Sudamerica.

Tanto el monstruo de la Laguna Negra como este nuevo ser super taquillero son oriundos del Amazonas. ¿Tal vez cierto temor de los estadounidenses a la apasionada y primitiva raza del sur que puede acechar a las chicas de Usa?

No se sabe,pero la febril busqueda de la chica por este ser no es muy diferente a la de King Kong que es capturado en una isla remota, al parecer tambien del primitivo mundo no desarrollado. Al parecer el gigantesco Kong no termina de comprender que hay cierto impedimento (en fin que aqui el tamano si importa).

La forma  Del Barco.

Y uno en particular le gana en antiguedad a los monstruos amazonicos. Se trata de la version argentina. La primera obra escrita que menciona el nombre de nuestro pais, “La Argentina” de Martin Del Barco Centenera, nos presenta a estos seres ávidos de chicas humanas colonizadoras. Quien desee comprobarlo puede buscar el Canto Nono de este poema. Dice lo siguiente:

“Un peje de espantable compostura/ del mar salio,reptando por el suelo/la infeliz salio huyendo hacia la altura/con gritos que ponia alla en el cielo/ el peje con sus ojos la miraba/ y al parecer ,gemidos arrojaba”

Asi que el nombre de nuestro pais, quedo desde el principio ligado al universo pulp y comiquero que vendria siglos despues…

Era inevitablemente un destino de historieta…

Pero ¿qué clase de bichos sirvieron de modelo a Martin Del Barco? ¿Podria tratarse de algun indigena disfrazado con mascara ceremonial tal vez? Poco creible: aunque bastante racistas, los colonizadores sabian ya lo que era un indigena.

En este caso se refieren a pejes ¿Tal vez algun lobo marino atrapado en nuestra playa como a veces alguna orca o tonina? Podria ser, especialmente por los “gemidos” que el monstruo al parecer arrojaba…

¿O estaba la explicacion en el transfondo de creencias y leyendas raras propias de la tradicion hispanica, ese mundo de novelas de caballeria -forma primitiva de la cultura popular de hoy- donde no faltan gigantes, sirenas, carbunclos, indios patagones gigantes y serpientes marinas de decenas de metros?

Las formas de Torquemada

En su “Jardin de flores curiosas”, Antonio de Torquemada abunda en historias, que asegura reales, sobre mujeres que se “ayuntan” con toda clase de seres y espiritus sobrenaturales, sin faltar los casos de simios (anticipandose a las historietas de jungla donde estos se dedican a raptar chicas). Entre ellas nos cuenta de un hombre semi pez que tomo por la fuerza a una chica, quedando ella embarazada. “Cuando la criatura vino a nacer,aunque parecia racional, no dejo de traer señales que probaban ser verdad lo que ella contaba,con el triton le habia sucedido”. Sorprendente que estos seres, de existir, no se hayan extinguido hace siglos, dado su inexplicable interes por humanas y no por sus propias hembras. Sorprendente también la fertilidad de aquellos tiempos,con lo que fuera se podia tener hijos.

¿Estaria el verdadero temor causado por las nuevas etnias de “pueblos originarios” tan diferentes a la normalidad, al hombre blanco conquistador? ¿Y seguimos arrastrando el mismo temor atavico? El extraño siempre resulta un mal (aunque en si mismo no sea malo). El mal esta en hacer surgir un hibrido, en que la raza humana se convierta en otra cosa, pierda su esencia. De ahi el gran peligro que, en realidad, nunca ha desaparecido… y no poca parte de ese peligro es el atractivo o flojera de las mujeres ,como es facil deducirlo en la obra de Torquemada.

Las formas de la cultura

Como comentaba Roberto Barreiro es interesante ver como la cultura “nerd” y la “cultura no-nerd” se mezclan en este triunfo de Del Toro. La primera parece estar arrasando definitivamente a la segunda. Lo “nerd” estaria pasando, para bien y para mal, a ser de marginal a central. De algún modo esta clase de peliculas seria un hibrido entre ambas culturas… Todavia no sabemos como terminaran las cosas pero algo es seguro: si debido al exito inesperado de esta pelicula, pronto nos anuncian “El hijo de la forma del agua” no habra ninguna duda del triunfo nerd..

¿De dónde te tengo? – Hoy: Lupita Tovar

Estamos en 1931. Llega a Buenos Aires una nueva película que viene de los estudios Universal y que causa sensación, Drácula. Asombrados, los espectadores porteños del cine Renacimiento (situado en Lavalle 925) siguen a ese seductor Conde vampiro que anda mordiendo señoritas a troche y moche. Su víctima principal es Eva, la novia de Juan Harker. Si, leyeron bien, la chica se llama Eva, no Mina. Porque el film que llegó primero acá fue la versión en español que se hizo en Estados Unidos, al mismo tiempo que se realizaba la protagonizada por Bela Lugosi. Y la chica que hacía el papel de Mina era una jovencita mexicana llamada Lupita Tovar.

Tovar nació en Oaxaca, México en 1911. Nunca pensó en dedicarse a la actuación hasta que, siendo adolescente, el cineasta Robert Flaherty la vio haciendo gimnasia en su colegio. Flaherty le hizo un test que llevó a los estudios Fox, y a las pocas semanas la empresa volvió con un contrato para Tovar. Pese a la resistencia inicial de los padres, la chica finalmente viajó a Hollywood junto a su abuela. Alli comenzó a trabajar en algunas películas mudas de la Fox. Mientras, aprendía a bailar con Eduardo Cansino, padre de Rita Hayworth, quien trató a Lupita como a su propia hija.

En esa época apareció el cine sonoro. Se presentó entonces un problema: muchos actores no angloparlantes (como Lupita) perdieron su trabajo de un día para otro. Luego de recibir el aviso de que no le renovarían el contrato, Tovar se dirigió a los estudios Universal con una carta de recomendación de sus antiguos empleadores. El productor que la atendió era un checoslovaco llamado Paul Kohner, joven, ambicioso y trabajador. Kohner había tenido bastante que ver con el ingreso del director Paul Leni a ese estudio. Leni había logrado en poco tiempo dos éxitos: El Hombre Que Ríe (The Man Who Laughs, 1927) y El Gato y el Canario (The Cat and the Canaty,1927). Kohner enseguida vio algo en Tovar, y no creemos que fueran sólo sus habilidades artísticas. De más está decir que Lupita consiguió trabajo, y conoció así a su futuro marido, porque Paul Kohner se casaría años más tarde con ella. El matrimonio duraría hasta la muerte del productor en 1988.

Kohner era quien producía las versiones en otros idiomas de las pelis que hacía el estudio. Esta fue una práctica común en Hollywood a principios del cine sonoro, cuando el procedimiento del doblaje no era muy conocido. Así fue como Lupita terminaría protagonizando la versión castellana de The Cat Creeps (1930) dirigida por Rupert Julian, a la que titularon La Venganza del Muerto. Este papel la convirtió en una estrella en su país natal. Su próximo proyecto sería la versión española del Drácula, realizada por Tod Browning.

El Drácula español fue dirigido por George Melford quien, pese a no hablar una palabra de castellano, se ganó rápidamente el respeto de sus actores. La película se hacía en los mismos escenarios de la versión en inglés, filmando de noche. “El equipo norteamericano se iba a las seis y nosotros ya estábamos preparados. Empezábamos a rodar a las ocho de la noche. A la medianoche parábamos para cenar”, recuerda la actriz. La relación entre los actores era muy buena, lo mismo que con la del elenco del film en inglés. Tovar asegura que Lugosi en particular “era terriblemente educado. Acostumbraba a verlo los fines de semana. Todos los europeos se juntaban para tomar café con masas y charlar, Paul Kohner era parte de ese grupo y como me estaba cortejando en esa época, cada vez que lo invitaban, me llevaba con é1”.

Este cortejo del productor hacia la actriz era obvio para todo el mundo. Los regalos, ya fueran flores o chocolates, eran tan continuos que Barry Norton, el actor argentino que hacía de Juan Harker en el film, le dijo bromeando “si seguis comiendo los chocolates de Kohner Dracula no podrá cargarte por las escaleras”.

La película se terminó a tiempo y gastando menos de lo presupuestado originalmente. Incluso se estrenó antes que la versión en inglés. Fue tan exitosa en Hispanoamérica como la de Lugosi en Estados Unidos, y Lupita Tovar quedó confirmada como una estrella de la pantalla mexicana. Durante toda la década siguiente, alternaría trabajos en films de su país de origen (entre ellos el protagónico del primer largometraje sonoro de México, Santa, en el año 1931) y norteamericanos. De estos últimos, siguió haciendo versiones en español hasta que el avance de la tecnología hiciera obsoleta la existencia de estas películas. Tovar continuaría, por un tiempo, interpretando papeles secundarios, generalmente en westerns. Pero en 1945, luego de casarse con Kohner, dejaría de actuar para convertirse en ama de casa y esposa de uno de los representantes de estrellas (ese fue su trabajo después de retirarse de la Universal) más importante del Hollywood de la edad de oro. “Una vez que renuncié a actuar sólo viví para mi marido y nunca pensé en volver”, reconoció Lupita en una entrevista.

Fallecería recién el 12 de noviembre del 2016 (con 106 años) rescatada para la posteridad gracias a su papel en el Drácula español. Ya no tenemos que preguntarnos, al verse atacada por nuestro vampiro favorito en la versión latina “¿De dónde te tengo?”

De cómo Norman Bates se enfrentó al Ackermonster

Calvin Beck, el protagonista de esta historia y Norman Bates, que tiene mucho que ver con él…

Leo en el indispensable (para todos aquellos que le interesa el mundillo de la cultura popular medio en los bordes) “Cult magazines from A to Z” una interesante historia sobre Calvin Thomas Beck (1929 – 1989), uno de los fans mas conocidos del mundillo de la ciencia ficción estadounidense y que publicaría por veinte años su Castle of Frankenstein, la revista de cine de terror que fue el verdadero único rival de la Famous Monsters de Filmland del adorado en este blog Forrest Ackerman. Pese a su distribución y publicación más que irregular (un hándicap contra la revista del Tío Forry), Castle of Frankenstein tenía a su favor que apuntaba a un público más adulto y a un fan de gustos más elaborados que el de Famous Monsters. Sus artículos apuntaban menos a divertir que a dar opiniones mas serias y elaboradas sobre las películas de terror. Además no se apoyaban mayoritariamente en las películas norteamericanas, sino que se ampliaban a hablar de filmes europeos. Y tampoco se dedicaban exclusivamente al cine, ampliándose a hablar de comics y novelas fantásticas. De hecho, por años hubo una rivalidad bastante abierta entre ambas publicaciones.

Un número de la Castle of Frankenstein

(por cierto, si quieren leer la revista esta subida digitalmente en el indispensable archive.org )

El libro que arrojó la pista de esta entrada. Recomendable 100%

Una de las cosas que llamaba la atención de Beck era que tenía la Madre Dominante del Infierno: Helen era una pequeña mujer de ascendencia griega que acompañaba a sol y sombra a TODOS lados a su hijo, incluso cuando ya Beck estaba lo bastante grande como para hacer cosas de adulto, como por ejemplo editar u na revista de cine fantástico. O interferir en su relación dentro del fandom de ciencia ficción en Nueva York donde Beck se hizo primeramente conocido.

Don Robert Bloch

Uno de los habituales de ese mundillo era el escritor Robert Bloch, que estaba ideando la que sería su novela más famosa , Psicosis (Psycho, 1959) tras oir sobre el caso del asesino serial Ed Gein. Sin embargo, si uno lee la novela, las comparaciones entre el Gein real y el ficticio Norman Bates son poco evidentes: si bien ambos tenían el cadáver de su madre momificaod en la casa y que mataron mujeres por compulsión, el tímido, pulcro y obsesivo Bates tiene muy poco que ver con un Gein que vivía básicamente en una pocilga. Y aparentemente la relación maternal que describe Bloch no tenía mucho que ver con la que en la vida real sostuvieron gein y su madre. Bloch de hecho reconoció qun o tenía mucha información sobre el Gein real y necesitaba rellenar al personaje de ficción.

Y decidió modelar a Norman Bates a partir de Calvin Beck y su relación con su madre, convirtiendo a Bates en ese personaje que todo conocemos: el Hijo de Mamá Dominado hasta la Locura.

Otro número de Castle of Frankenstein

Por supuesto el rumor se extendió pero nunca hubo una confirmación o negación oficial por parte del autor (en parte porque asegurarlo hubiera sido no solo mortificar a Beck sino abrirse a un juicio por difamación que nadie quería) pero muchos conocidos de esos años confirmaron, aunque otros lo niegan (si conocen la lengua de Shakespeare lean este artículo de Tom Weaver que profundiza sobre los dimes y diretes del tema). Pero una pista a favor de la opción afirmativa: el Norman Bates de la novela es un tipo Robertgordo, de barba, lentesy puntilloso en sus acciones. Igual que Beck.

Forrest Ackerman (a) el Ackermonster, el gran rival editorial de Beck

Y de última ¿qué mas divertido que saber que el principal rivla del Ackermonster era nada mas y nada menos que Norman Bates?

¿De dónde te tengo? – Hoy: Alan Napier

– ¡Santos secundarios, Batman! Acabo de descubrir que Alfred trabajó en un montón de films de terror de tos cuarenta, bajo el nombre de Alan Napier.

-¿Recién te das cuenta de esto, Robin? Mmmm… Tal vez tengas que volver a repasar tu tarea de observación detallada. Recuerda que ningún buen paladín de la justicia debe descuidar este trabajo.

-Tienes razón. Lo siento Batman.

Esta secuencia imaginaria sirve para presentar a uno de estos actores secundarios que han actuado en muchas pelis que hemos visto, pero al que sólo reconocemos por un único papel. A Alan Napier le pasa eso: es conocido apenas como el mayordomo de Adam West y Burt Ward, en la serie de tevé Batman. Mientras que el tipo tiene un historial impresionante dentro del género fantástico (y en el cine “serio”, ¡berp!).

Alan William Napier-Clavering nació en 1903 en Birmingham, Inglaterra. Era de una familia de clase alta, siendo su primo nada menos que Neville Chamberlain (el Primer Ministro de Inglaterra a principios de la Segunda Guerra Mundial). Según él, su interés por la actuación nació de pequeño, gracias a las historias que le contaba su madre. Ya de joven entró a estudiar en la Royal Academy of Dramatics Arts, para seguir en el Oxford Players. Durante la década del veinte comenzó a conseguir papeles cada vez mayores en el teatro británico. Un problema que tuvo para llevar adelante su carrera profesional fue su estatura: medía más de un metro noventa, lo que dificultó conseguir trabajos en ciertas películas. “¡Cuántas partes perdí simplemente por pararme! Lo peor de todo es que yo entendía lo que querían”, explicó una vez en un reportaje el actor. Como positivo, tenía esa voz muy cuidada y una excelente dicción.

Napier trabajó en varias obras de Broadway durante la década del treinta, hasta que se quedó definitivamente en Estados Unidos en 1940. Pronto Hollywood lo llamó a trabajar. Su primer papel cinematográfico en el país del norte fue en We Are Not Alone (1939). A partir de allí trabajaría como actor de reparto en muchos films de los años cuarenta, en general en roles de hombre suave, educado y “temiblemente británico”, como lo explicó alguna vez.

Varios de esos papeles lo hicieron ingresar al género de terror. La primera de estas películas que hizo fue Vuelve el Hombre invisible (The lnvisible Man Returns, 1940) donde era el chantajista que amenazaba al protagonista. Otros roles serían el de novio de Ruth Hussey en El Mandato de otro Mundo (The Uninvited, 1944); el crítico de arte que mataba Rondo Hatton en La Mansión del Mal (House of Horrors, 1946); y uno de los atrapados por la peste -junto a Boris Karloff- en La isla de los Muertos (lsle Of the Dead, 1945), producida por Val Lewton; entre otros trabajos en pelis similares. En décadas posteriores tampoco se alejó del cine fantástico, laburando, entre otras, en El Entierro prematuro (The Premature Burial, 1962) de Roger Corman y Viaje al Centro de la Tierra (Journey to the Center of the Earth, 1959). También apareció en Marnie (1964), del maestro Alfred Hitchcock. Y en el Macbeth de Orson Welles , entre otras (muchísimas) participaciones mas.

Pero la carrera de Napier cambiaría totalmente cuando acepta trabajar en una serie de televisión basada en un personaje de historieta: Batman. A partir de ese momento se convierte en Alfred, el mayordomo de Bruno Diaz. Alfred sabe de la identidad secreta de Bruno y lo ayuda en la medida de lo posible. Incluso llega a disfrazarse del Encapotado para despistar a los villanos. El éxito del programa le daría a Alan sus momentos de gloria, pero también quedaría encasillado. dijo en un reportaje.

Tras esto, hizo poco y nada, retirándose a pasar los últimos años de su vida en paz. Siempre recibió a los fans que lo buscaban para hacerle preguntas, a veces invitándolos a tomar el té. En 1988, Alan Napier murió. Así que, la próxima vez que miren una peli de los cuarenta y vean a un tipo alto, elegante y de aire familiar, puede que sepan la respuesta a esa pregunta que les quedó rondando en la cabeza: ¿y a éste, de dónde lo tengo?